Aunque la mayoría de los estudiantes compaginan la carrera con un trabajo, la falta de empleos a tiempo parcial y la rigidez horaria de muchas empresas impiden adecuar el trabajo al horario lectivo.


La situación de trabajo para estudiantes en España presenta como opciones básicas los trabajos precarios en hostelería o telemárketing, y los trabajos de becario en empresas relacionadas con la carrera. Ninguna de estas opciones permiten al estudiante autofinanciarse completamente.

La hostelería ofrece condiciones inestables, cotizando por un horario y salario mínimos. Las empresas de atención telefónica suelen ofrecer turnos de tarde, noche o fin de semana, contratando por temporadas o campañas.

Con el Estatuto del Becario de 2006, la situación de trabajo para estudiantes que trabajan como becarios está regulada. Muchas empresas con problemas para encontrar personal cualificado acuden a las universidades en busca de becarios. Se cotiza por su actividad a la Seguridad Social y se regulan las condiciones laborales.

En general, las carreras técnicas y las económicas o empresariales ofrecen más posibilidades de encontrar trabajo como becario: Muchos estudiantes de administración de empresas suelen trabajar en bancos o entidades financieras haciendo sustituciones. En informática o en ingenierías, un puesto de becario bien puede suponer la futura entrada en plantilla.